Storytelling arte de contar historias

Storytelling: El arte de contar historias.

Quizá os ha pasado como me sucedió a mí la primera vez que me crucé con el término, Storytelling. De primeras creo que me enamoré un poco. Supongo que no era difícil con mis antecedentes por los gustos literarios y la escritura.  Sonaba bien y parecía que enlazaba dos de mis pasiones: el marketing y contar historias. No estaba lejos de la realidad.

Quédate y vemos un poquito de qué trata.

¿Qué es el Storytelling?

Es el arte para narrar. Hacerlo de forma que captemos la total atención de quien escucha.

¿Nada nuevo? Pues no, en realidad no.  Me viene a la cabeza hombres dentro de una caverna, alrededor del fuego, contando anécdotas. Los trovadores encandilando al público o el recuerdo de mi madre leyéndome cuentos hasta que me quedaba dormida. Si queréis podemos viajar todavía más lejos; exactamente cuatro mil años atrás, ¿para qué? para saber cuál es el relato más antiguo de la historia La epopeya de Gilgamesh. Como veis  viene de hace tiempo.

Nos hacemos mayores, pero no cambiamos. Nos volvemos más refinados, pero en el fondo seguimos siendo como cuando éramos pequeños, criaturas que esperan ansiosamente que les cuenten otra historia, y la siguiente, y otra más

Paul Auster

Qué de cosas nos ha traído el empezar a plasmar historias. Gracias a esto aprendemos de la cultura y la sociedad a lo largo del tiempo. Por supuesto nos han dejado un legado importante, muy importante diría: Los diferentes tipos de historias de los cuales partimos siempre que queremos narrar la nuestra ¿Que de qué hablo?

Te suenan este tipo de temas seguro: la búsqueda del tesoro, el retorno al hogar, la venganza, el amor prohibido… ¿Te pensabas que estabas inventando algo?

Ay, alma cándida. Está todo hecho. Ahora viene el cómo lo cuentes, como juegues tus cartas para mantener la atención de quien te escucha. Como formes a tus personajes principales, como provoques sus tejemanejes, los líos en los que les metas…

Y te preguntarás porque se enlaza esto con el marketing ¡Pues allá vamos!

El Storytelling en el marketing

La publicidad ha provocado la saturación de los usuarios. El avasallamiento de información unidireccional ha cabreado a los clientes que están cansados de anuncios publicitarios a todas horas. Dime que no has decidido levantarte a preparar algo de comer cuando la televisión ponía en letras muy grandes: VOLVEMOS EN CINCO MINUTOS. Ah sí claro, aquí me voy a quedar.
Hoy los usuarios pueden decidir gracias a Internet.
Tenemos un ejemplo claro: Que levante la mano quien no tiene Neftlix en casa.
Eh… No veo manitas arriba.
Podemos decir que tenemos más poder que nunca, y es por ello que la forma de contar las cosas ha sufrido una transformación. El contenido es el rey. Es necesario que lo que se cuente, ya sea de la compañía o de un producto, cautiven al cliente. Emocionarlo y crear en él una necesidad.
El Storytelling se utiliza aquí para saber cautivar a los usuarios desde un ámbito más sensitivo. Porque los relatos tienen ese poder, el de despertar emociones. De esta forma se genera confianza, se humaniza la marca al contar la historia que gira en torno a ella. Trasmitiendo nuestros valores. Sí, eso de lo que ya hablamos en el post anterior a cerca de la marca personal . Si nos lo cuentan de una forma cercana es más probable que nos lo creamos, y quizás, que decidamos seguir escuchando
El marketing ya no se trata de las cosas que vendes, sino de las historias que cuentes
Seth Godin

¿Cómo ayuda al marketing?

A qué nunca has olvidado el cuento de Caperucita, el anuncio de Coca Cola o recuerdas la historia del pato Willix.
Pues de esto va el asunto. Las tres traen imágenes, olores e incluso una sensación, y a qué se lo debemos. Básicamente a algo tan clásico y necesario como una buena historia que en su momento nos mantuvo atentos, emocionados incluso. Una historia que se vea, que se pueda oler, que tenga sabor y además se sienta. De esta forma se provoca que los clientes te recuerden, te enlacen rápidamente con unos valores, y se emocionen con lo que les ofreces, demostrándoles que detrás de esa marca hay un grupo humano.
¡Venga! No me dirás que no te acuerdas de Pancho.

¿Qué necesitamos para contar una buena historia?

En esto podemos profundizar muchísimo, y lo haremos en futuros post, pero de primeras necesitamos tener muy claro la diferencia entre: tema, argumento y trama.

El Tema: Recuerdo cuando en clase de novela me preguntaron ¿de qué irá tu libro? Entonces yo empezaba a cavilar qué decir, como resumirlo, cómo hacer una breve síntesis sin desvelar nada.

Eso es el argumento. En realidad se podría resumir en esa idea que dejas plasmada en un libro, esa visión que está en la historia y que puede ser sintetizada en una sola palabra o frase: los celos, la venganza, la muerte… Así de sencillo.

En definitiva, lo que dijimos en un principio: No vamos a inventar nada.

Argumento: Acciones que de manera cronológica y causal se dan lugar en la narración.

Trama: Es la forma de articular el argumento. Como se dan los acontecimientos dentro de la historia para generar interés en el lector. Los personajes, las acciones, motivaciones y la ambientación forman parte de ella. En fin todo lo que la constituye y que hará que la persona que esté pendiente  se mantenga sin habla, enganchada por completo a la historia.

Puede que no sea muy objetiva por mi pasión por lo libros, pero me maravilla algo que creo que no puede ser discutible. El hecho de que a pesar de que los medios estén digitalizados no se pierda la esencia de las cosas más bonitas de la vida, es más, que las herramientas bien utilizadas nos permitan estar más cerca de todo ello, como cuando el quiosquero te contaba la historia de fulanito que a saberse si realmente existió. Como eso, parecido.
Porque al final todos amamos las historias bien narradas, ya sea en el cine, en un libro, o a través de un anuncio, y ahora lo tenemos más cerca que nunca, para colmo podemos elegir.
Disfrutemos entonces y contémoslo, contémoslo todo.
¿Qué os parece el Storytelling? No dudéis en contármelo, valga la redundancia. Y si compartís, mucho mejor.
2 Comentarios
  • margaritapaez
    Publicado a las 12:04h, 11 julio Responder

    Me ha gustado mucho el blog Rocio. No sabia exactamente lo que significaba esta palabra, me lo has aclarado y mas que eso, has hecho que enamore de su significado.
    Muchas gracias y espero pronto tu próximo blog.

    • Rocío Quiñones
      Publicado a las 12:29h, 11 julio Responder

      ¡Gracias Margarita! Espero que los siguientes también te gusten 🙂

¿Me dejas un comentario?

>Acepto la política de privacidad

RESPONSABLE: Rocío Quiñones Grande | Finalidad principal: Poder contestarte al mensaje que me envíes con este formulario de contacto. Envío de mis artículos del blog, novedades. | LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. | DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal |DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. | INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y el Aviso legal.< *

Suscríbete a mi Newsletter

¡No te perderás nada!

¡Te has suscrito con éxito!

Share This

Seguir curioseando implica aceptar nuestra Política de Cookies 🍪 (es que están muy ricas), pero solo si tú quieres... ¡Lᴇᴇʀ ᴍᴀ́s!

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar