miedo hoja en blanco para escribir

Pasos para vencer el miedo a la hoja en blanco para escribir.

Creo que comencé a tenerle miedo a la hoja en blanco cuando en clase de escritura me pedían un relato para la semana siguiente. Al principio iba confiada, pero se acercaba el día y ahí estaba la temida hoja en blanco. Me sentaba un domingo a escribir y la hoja en blanco permanecía y mi ansiedad por tener el relato hecho crecía.

Con el tiempo y siguiendo los consejos de mis profesores algo se aprende. Aunque debo advertir que sigue apareciendo, pero existe la posibilidad de matarla de un plumazo y para eso te doy una serie de consejos que conmigo han funcionado ¡Solo tendrás que probarlo! ¿Te quedas?

Pasos para acabar con la hoja en blanco para escribir

1-Encuentra el tema.

Si vas a escribir en un blog, si quieres escribir un relato, o te decides por una novela, lo primerísimo es elegir la temática. El famoso tema del que ya hablamos en Storytelling: El arte para contar historias.

Debemos saber cuál será el que va a revolvernos las tripas, que nos va a sacar la miga y la magia. TODO. Ya sabéis: Esperanza, odio, amor imposible. Toda historia guarda entre sus palabras una esencia y este es el tema.

Podéis coger varias opciones, escribirlas en un cuaderno. Intentar deshuesar las posibilidades que te ofrecen y, te decantes por la que te decantes, siempre estará la otra opción en ese cuaderno, esperando a que sea el momento apropiado. Tendremos dos opciones para vencer a la temida hoja en blanco.

Durante estos años una cosa me ha quedado clara y es que no es cuestión del tema perfecto sino más bien del momento perfecto.

2- Infórmate. Lee, lee y lee

Qué importante es documentarse para absolutamente todo. Somos esclavos de nuestras palabras, mucho más si las dejamos escritas. Seamos por tanto, cuidadosos con aquello de lo que decidimos hablar. Documéntate.

Esto puede ser una aventura genial y lo puedes utilizar como excusa para ir a tu librería preferida y venir cargado de libros, a que el miedo a la hoja en blanco para escribir se puede convertir en una oportunidad genial.

Es importante que escribamos con la máxima objetividad posible.

Saber dónde encontrar la información y cómo usarla. Ese es el secreto del éxito.

Albert Einstein

Las personas nos hemos cansado de MENTIRAS, necesitamos honestidad. Si algo te remueve habla sobre ello, pero sé sincero y deja claro que es un tema que te toca el corazón.

Después que sea el lector quién decida.

Si hay algo que me molesta, es la información no verídica o aquella que está mancillada por intereses propios y te lo venden como una VERDAD ÚNICA. No olvidemos que las personas vemos la vida desde nuestras propia experiencias y desde ahí creamos nuestra propia realidad. Nadie puede ver desde nuestro prisma. No les obliguemos.

Para vencer la hoja en blanco no vale cualquier cosa. O sí. Tú decides.

3-Estructura tu post. Date tiempo

En mi caso he sido siempre muy de ir a piñón. Con el corazón vaya. Que me apetecía escribir, pues ale me sentaba y escribía lo que me venía a la cabeza como un torbellino.

Esto es genial. Yo adoro esos momentos de posesión, como yo los llamo. El problema es que no es siempre así, y aquí surge el miedo a la hoja en blanco para escribir, pero no pasa nada. También tenemos los benditos consejos. Estructura tu tema e irá saliendo.

Puedes comenzar por lo más básico: planteamiento, nudo, desenlace. Después puedes determinar los puntos de giro si estamos ante una novela. O podemos determinar los subtemas si estamos ante un post.

Es ir haciendo un puzzle muy grande a partir de divisiones en puzzles más pequeños y después juntarlo todo.

Verás que cuando te des cuenta ya tienes una estructura, un esqueleto con el que sostener tu historia.

4-Encuentra tu hora para escribir.

Este detalle tan importante y tan sencillo me lo repitieron mis profesores en clase de novela hasta la saciedad ¿Te crees que los grandes escritores no le tienen miedo a la hoja en blanco para escribir? Eso pensaba yo, que solo me pasaba a mí, pero ya ves que no. Así que, como aprendí en clase, acostumbra al cuerpo. Escribe por la mañana recién despierto aunque solo sea una hora. El tiempo que tengas, pero escribe. También puedes optar por escribir de noche

Encuentra tu momento.

Debo reconocer que esto es una tarea pendiente para mí. Me sigue costando mucho madrugar más para escribir, y llego demasiado tarde y con la cabeza nublada de información para sentarme frente al ordenador, así que muchas veces no lo hago. Habrá que seguir insistiendo, nadie dijo que fuera fácil.

Y por supuesto sé constante. Que sea a diario. Conseguir escribir todos los días es lograr una rutina que te puede reportar muy buenos resultados.

¡PRUEBA! Experimenta con tu franja de horarios disponible y aunque no te venga nada a la cabeza escribe.

5-Escribe, olvídate del crítico, solo escribe.

Sabéis lo bueno de escribir recién despierto, con los ojitos llenos de legañas. Que tienes la mente vacía. No hay nada tóxico que hayas recopilado a lo largo del día que se meta entre las líneas sin disimular. Quizá también piensas que no hay ideas, pues sí, puede que no. Por eso déjate llevar por la escritura automática, no pienses y escribe lo que te venga. El miedo a la hoja en blanco para escribir comenzará a formar parte del pasado.

De esto hacíamos muchos ejercicios en la escuela. Consistía en escribir sin parar durante quince minutos. Aunque tuvieras que escribir No me viene nada, no me viene nada… nueve veces, a la décima vez te sorprendías con una frase bonita o una línea que podía dar lugar a una historia.

Después vendrá el crítico para bajarnos los humos, pero primero vuela.

Vuela y escribe lo que te venga, porque créeme que puedes sorprenderte de lo que tu subconsciente está dispuesto a regalarte.

Espero que estos consejos puedan servirte.

No tengas miedo y enfréntate a la hoja en blanco. Luego no es tan horrible, las mejores historias han empezado así.

Lo mejor es vencer el miedo al fracaso y eliminar los prejuicios. Y sobre todo escribir.

Escribir es un oficio que se aprende escribiendo

Simone de Beauvoir

Tú qué opinas. Alguna vez has tenido miedo a la hoja en blanco para escribir.

Si te ha gustado puedes compartir en tus redes sociales.

 

8 Comentarios
  • letiiciia.p
    Publicado a las 21:45h, 16 julio Responder

    Muy buen post Rocío. Todos hemos sufrido este miedo alguna vez, y como bien dijo Simone de Beauvoir «a escribir se aprende escribiendo». un abrazo

  • margaritapaez
    Publicado a las 23:14h, 16 julio Responder

    Muchas gracias Rocío,tomaré como consejo este post porque a mí si que me da pavor la hoja en blanco.
    Gracias por animarnos a escribir😉

    • Rocío Quiñones
      Publicado a las 23:19h, 16 julio Responder

      ¡Claro que sí Margarita! Es cuestión de ponerse 😊. Ya verás como funciona.

  • Carolina Tébar
    Publicado a las 09:59h, 17 julio Responder

    ¡Súper interesante! ¡Lo comparto!

  • Iván Bermejo
    Publicado a las 10:59h, 26 julio Responder

    Me siento tan identificado! Este post me va a ayudar mucho a la hora de sentarme a escribir! Gracias!!

¿Me dejas un comentario?

>Acepto la política de privacidad

RESPONSABLE: Rocío Quiñones Grande | Finalidad principal: Poder contestarte al mensaje que me envíes con este formulario de contacto. Envío de mis artículos del blog, novedades. | LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. | DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal |DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. | INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y el Aviso legal.< *

Suscríbete a mi Newsletter

¡No te perderás nada!

¡Te has suscrito con éxito!

Share This

Seguir curioseando implica aceptar nuestra Política de Cookies 🍪 (es que están muy ricas), pero solo si tú quieres... ¡Lᴇᴇʀ ᴍᴀ́s!

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar