del 2018 he aprendido

Del 2018 he aprendido…

Del 2018 he aprendido… Quería comenzar así, porque siempre se aprende y porque tenemos 365 oportunidades.

No soy mucho de hacer balances anuales, pero a veces es necesario. Tampoco me gusta hacerlo en el último momento: Ese instante en el que tienes la boca llena de zumo de uva (o de arándanos, como ya me pasó una vez). Supongo que no es mala idea incluir una lista de esa serie de cosas que han sucedido y te han hecho cambiar ciertas perspectivas dañinas. Todo lo que debes agradecer, porque a veces nos quejamos demasiado y olvidamos que a diario nos pasan mil cosas bonitas.

El caso es que me encuentro una mañana de diciembre recolectando pensamientos y he capturado un listado de 5 cosas que he aprendido este año.

Año nuevo, del 2018 he aprendido…

Vi a los Artic Monkeys en directo y me lleve a los Queens.

Alex Turner, su tupé desgarbado cayendo al ras de la frente, sus pintas de rock and roll star. Su voz. Su disco AM que he escuchado de principio a fin unas quinientas veces, sus acústicos en un programa de radio con una canción de Tame Impala maravillosa .

Yo, enamorada de él y de los recuerdos que me traían cada una de sus canciones.

Te decepcionará en directo, me dijeron una vez.

Pues sí. Allí me encontraba enfrente de ese escenario en el Mad Cool fría e inerte ¡Yo! Que había llorado escuchando esta canción, ¿cómo no lo hacía disfrutando de él en directo? Pues no lo sé. Su voz sigue siendo preciosa, pero lo cierto es que no recibí mucho más. Faltaba algo que no sé muy bien describir, quizá empatia con el público. Quizá entrega. No sé.

Aún así me lleve algo, jamás había visto a Queens of the Stone Age en directo y flipé. Así de simple.

La vida siempre te da sorpresas.

Nació Mundo Orenda

Cuando hice mi voluntariado en África jamás imaginé que esto sería posible. Si que tenía una sensación de vacío, de querer hacer más, de esto no es suficiente. De un tiempo a estar parte creo que la vida te va guiando. Con nosotras hizo algo parecido. Pude conocer a Rebeca y María en una cena informal, su lucha y entrega me enamoró y unos meses más tarde estaba recibiendo una llamada en la que ambas contaban conmigo para este proyecto (puedes leer más aquí).

El tiempo se reduce y, a veces se hace duro, pero cada vez que pienso en los niños de ese poblado de Camizungo me levanto y a seguir. A veces ves generosidad inesperada, otras te decepcionas. Entonces descubro que esa decepción es solo mía, que no le pertenece a nadie porque cada uno libra sus propias batallas.

Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo.

-Gandhi.

No esperes nada y nada te esperará a ti.

Terminé mi libro: La gravedad en mis zapatos

Desde niña escribía. Desde niña imaginaba historias. Desde niña ideaba personajes que no me pertenecían. Hubo un tiempo que me olvidé de que era eso lo que me hacía feliz. Me olvidé porque sentía que el mundo esperaba otras cosas de mi y me confundí plenamente. Estudié algo que no me llenaba. Trabajé en algo que no me removía ni un poquito. No sé si podré modificar del todo el curso de mis pasos anteriores, pero el día tiene muchas horas y yo muchas ganas de hacer cosas bonitas. Así que, mi tiempo libre lo dedico a fabricar mis alas. Demasiados años dándole vueltas y, quizá, buscando excusas por miedo. Hasta ese día que me lance a escribir otra vez después de tanto años ¡Bendito día!

Escribir ese libro fue un viaje a mi misma, a mis miedos. Fue un aprender a entregar sin esperar nada.

A finales de Enero el libro ya había sido corregido. También aquí tuve miedo, porque soy muy crítica conmigo misma. Mucho.

Decidí que este libro no debía ser una carrera exprés, debía informarme mucho antes de sacarlo ahí fuera. Era necesario cuidar tanto esfuerzo. Solo espero no haberme equivocado. Mi fin, que entregue todo lo que yo sigo recibiendo de él cada vez que lo abro.

En breves dejara de pertenecerme, será vuestro.

Ser fiel a una misma por encima de todo.

Siempre aprendiendo. Máster de Marketing Online en AulaCM

A mi, que me encanta aprender, este máster me ha supuesto un cambio de vueltas.

Aterricé en un mundo ajeno por completo a mi. Un mundo en el que llegaba de nuevas y del no conocía ni las palabras con las que luego te acabas familiarizando (todavía algunas se me escapan).

Salí de mi zona de confort. Ahí estaba la pardilla en su primer día de clase sin conocer nada de este mundo ¿Qué hace aquí una ingeniera? Pero allí me plante, dispuesta a aprender. A llevarme algo nuevo que, además me llamara la atención.

Aquí he confirmado que mi mundo está lleno de pinceles (aunque sean de Photoshop), de copywriting, de Storytelling. Que soy creativa y es lo que quiero. Crear cosas bonitas. Si no tengo horas me las invento, si no puedo salir no pasa nada. Todo dará sus frutos, me lo dice mi intuición.

Hacer cosas con pasión no es trabajar, es jugar. 

Nada es Casualidad

He aprendido que las personas que se cruzan en tu camino o que toman distancia forman parte de un aprendizaje, que no es casualidad. Tampoco es casualidad ese mensaje ni ese dejarse las llaves en casa. Todo sirve para que aprendamos algo. Como es dentro es fuera. Sé que es complicado de entender, a mi me cuesta cada día, pero el autoconocimiento me ha dado cierta consciencia de mi misma que me ayuda cada día a seguir creciendo. A veces se me olvida, pero la RESPONSABILIDAD es algo que me ha abierto más puertas de las que me ha cerrado. Así que ahí ando, intento encender luces entre tanta sombra y aprendiendo a quererme apreciando cada instante como único.

Disfruta el momento. Todo sirve para algo.

 

¿Qué has aprendido tú?

 

 

8 Comentarios
  • Rebeca
    Publicado a las 17:12h, 02 enero Responder

    Me encanta todos tus aprendizajes. Voy a valorar yo el mío también.
    Besos asevillanados!

  • Noelia Ceacero Grande
    Publicado a las 19:01h, 02 enero Responder

    Yo he aprendido que quiero muchísimo a mi familia y a mis amigas y que en Valladolid no se está tan mal.

    • Rocío Quiñones
      Publicado a las 19:05h, 02 enero Responder

      Yo he aprendido que tengo una amiga bravissima. Que puede conseguir y hacer lo que se proponga. Que ahora vive en Valladolid y va a vivir una experiencia preciosa. También sé que en 2019 voy a tomar vino rico y unas tapas deliciosas junto a ella.
      Haces alarde de tu apellido Noe ¡A por todas!

  • Cristina L.
    Publicado a las 11:42h, 04 enero Responder

    Esta entrada es “amor” como nuestro lema
    Que talento tienes de grande…..

  • Gregorio Robles
    Publicado a las 17:06h, 09 enero Responder

    Nada es casualidad, o quizás lo sea todo. ¡A mí me encantan las casualidades!

    Me alegro de que persigas tus sueños – y que no tengas miedo a encontrarte y reinventarte.

    • Rocío Quiñones
      Publicado a las 09:07h, 10 enero Responder

      ¡Hola, Gregorio!

      ¡Qué bueno encontrarte por aquí! Mil gracias por tus palabras, me han hecho mucha ilusión.
      Miedo tengo mucho, no voy a engañarte, pero hay que hacerlo. Saldrá algo bonito y necesario de todo esto, me lo dice mi intuición ;).
      ¡Un abrazo!

¿Me dejas un comentario?

>Acepto la política de privacidad

RESPONSABLE: Rocío Quiñones Grande | Finalidad principal: Poder contestarte al mensaje que me envíes con este formulario de contacto. Envío de mis artículos del blog, novedades. | LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. | DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal |DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. | INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y el Aviso legal.< *

Suscríbete a mi Newsletter

¡No te perderás nada!

¡Te has suscrito con éxito!

Share This

Seguir curioseando implica aceptar nuestra Política de Cookies 🍪 (es que están muy ricas), pero solo si tú quieres... ¡Lᴇᴇʀ ᴍᴀ́s!

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar