4 Formas de aniquilar el bloqueo creativo

El bloqueo creativo, ese monstruo horrible que se presenta un día para quedarse, para alimentar tus miedos y estancarte en un lado del sofá con un bol de palomitas y mucha desesperación. Le conozco y, supongo que si estás aquí, también.

Hace tiempo comencé el libro El camino del artista de Julia Cameron. Luego le dí muchas vueltas a retomarlo de nuevo, y quizá sea ahora un buen momento. Mientras tanto, yo he hecho mi propio análisis que, al menos hoy, me ha servido.

Me he dado cuenta de que estaba yendo por el camino equivocado. Que por eso no escribía ni me apetecía escribir. Así que he decidido ponerme dura y tomar las decisiones oportunas. Si te quedas te las cuento.

Bloqueo Creativo, terminaré contigo.

Aprender es bueno, pero a veces perdemos naturalidad.

Yo no sé si mis historietas pueden interesar o cuando entres en mi mundo pensarás que doy saltos de un tema a otro. No lo sé, pero si que sé que escribo de mi día a día, de cuadros bonitos o libros que me inspiran. Escribo del chico que me robó el corazón en cuarto de la ESO o de mis grupos favoritos. Quizá un día te cuente mis tipografías preferidas o te hable del vecino loco que me da miedo y no me deja dormir. Lo voy a hacer así, porque no sé hacerlo de otra manera. Lo voy a hacer  así  porque estas son las cosas que me pasan por la cabeza cada día, esto es lo que yo soy.

Así que… ¡Ahí van! Los 4 pasos para aniquilar de forma sangrienta y sin piedad a ese monstruo que todos llevamos dentro.

Si prefieres centrarte en la escritura en este post te lo cuento

Tick Tack. Tomate tu tiempo.

Piensa que es lo que quieres, piensa que es lo que te gusta hacer. Aprender es buenísimo, yo soy una firma defensora del aprendizaje, pero a veces nos llenamos de tanta información que olvidamos lo que realmente QUEREMOS/NOS APETECE.

Las técnicas son geniales, pero no olvidemos NUESTRA creatividad que es la nuestra y la de nadie más.

«Aprende las reglas como un profesional, para poder romperlas como un artista.»

Pablo Picasso.

 

La mejor forma de encontrarse es perdiéndose primero. Dando mil vueltas sobre uno mismo y voilà, terminar en el salón de tu casa con el pelo revuelto y preguntándote que haces con tu vida.

Pues con mi vida hago lo que me de la gana y ahora uso las técnicas aprendidas, como también me de la gana.

Haz cosas que te gusten.

Aprende (mayormente) sobre cosas que te gusten, lee libros que te gusten.

A veces no es el momento para uno de ellos, para una nueva teoría científica o para un sabor nuevo. Puede ser, dale tiempo.

El Aleph de Borges es uno de mis libros favoritos y, sin embargo, hubo una primera vez que lo deje tirado en la estantería mientras lo miraba y pensaba «¡que es Borges!».

Después comprendí que, sencillamente, no era el momento. Ni lo comprendía ni quería comprenderlo. Un año más tarde lo devore con ansia, como un helado de menta y chocolate.

INS(pirate)

La creatividad necesita inspiración.

La inspiración no tiene porque ser inmediata. Si necesitas tomar distancia (ya sea un viaje a la China o al bar de la esquina, hazlo).

Pon un disco de Aretha Franklin y deja al cuerpo que se relaje bailando. Baja a tu bar preferido y tomate un café o un gin-tonic (según te apetezca). Ves a un museo, coge un nuevo libro. Siéntate en la Fnac a ver un libro de fotografía.

Inspírate, pero sobre todo sal del bucle y pírate a donde sea. Lo verás todo diferente: ¿Bloqueo creativo? ¡Qué es eso!

Mata al crítico que vive en ti, al menos por un rato.

bloqueo creativo

Todos llevamos un señor muy aburrido que viste de gris y carga con multitud de consejitos apestosos, que a veces y solo a veces, son necesarios.

Para poder crear primero hay que ponerle un esparadrapo en la boca porque sino, debo decirte, que no escribirás, ni pintaras, ni crearas nada. O al menos eso me pasaba a mi, que deambulaba pensando…. ¿sobre qué escribo yo en el blog? Tengo 5 calendarios editoriales empezados que, como no me apetecían, ahí siguen.

Y hoy, en mi momento de lapsus mental, he decidido que voy a escribir de lo que me apetezca.

Como podrás comprobar, mi critico está ahora mismo sentado a mi lado, con la boca tapadita, rojo de furia mientras me mira como diciendo » Rocío se te ha ido la olla del todo, qué haces» yo le estoy guiñando un ojo algo asustada y le respondo CREAR

Pues eso. Para aniquilar el bloqueo creativo, la crisis del artista no se me ocurre nada mejor que eso.

SER vosotros mismos. Si no gusta al mundo, hay a alguien a quien estoy segura de que le encantara. A TI.

En eso consiste ¿no? en divertirnos ¡Divirtámonos!

 

Sin comentarios

¿Me dejas un comentario?

>Acepto la política de privacidad

RESPONSABLE: Rocío Quiñones Grande | Finalidad principal: Poder contestarte al mensaje que me envíes con este formulario de contacto. Envío de mis artículos del blog, novedades. | LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. | DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal |DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. | INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y el Aviso legal.< *

Suscríbete a mi Newsletter

¡No te perderás nada!

¡Te has suscrito con éxito!

Share This

Seguir curioseando implica aceptar nuestra Política de Cookies 🍪 (es que están muy ricas), pero solo si tú quieres... ¡Lᴇᴇʀ ᴍᴀ́s!

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar